Fabian Perez periodista

Y sí. Se termina el año y hacemos balances y queremos lo mejor para el año próximo así que, qué mejor que redactar lo que pasa por mi cabeza sentado frente a la computa-dora. El trabajo codo a codo. Los aplausos merecidos y los otros, el tiempo que pasamos juntos y el que gastamos. Las reuniones postergadas, los abrazos. Los saludos por las mañanas, las despedidas, los viajes. La computadora, la foto digital, las gacetillas. Los recuerdos memorables, los amargos, los sin sentido. Las amistades, las conversaciones, la sinceridad, y los apegos. El verano, el calor, el frío, la nevada. El espacio que dejan las ausencias. Los recuerdos. Los cumpleaños. Los rostros, las sonrisas recibidas.
La historia que escribimos día a día. Los afectos, July (mi hija), los amores, las personas queridas que ya no están. Los consejos, los chistes, las comidas y los almuerzos…El llanto. Los cambios. La mascota fiel, el fulbito, la paleta. Las heridas curadas, el pan que compartimos en la mesa.La lluvia, los disgustos…mi viejo.
Los papeles rodando al basu-rero. Los consejos. El teléfo-no sonando sin parar. El silencio. Lo absurdo, lo incomprensible, lo ignorado. La oficina. Las calles. Los enfermos, las verdades… Los amores fuertes y por supuesto los afectos. Mi Mamá (que anda por acá).Todo lo que compartimos y lo que comparti-remos…

Feliz año para todos.Desde la localidad de Torres, el deseo más importante, más grande, es que nos vaya bien a todos, pero que fundamental-mente la ley sea pareja para todos. Creo que desde el más pobre hasta el más rico tienen el mismo derecho, que nos midan a todos con la misma vara. Este es un deseo personal, y para la gente de Torres, que nos vaya bien a todos, que se produzca el cambio que tiene que producirse y que el 2008 sea simplemente el arranque de lo que tenía que haberse producido desde hace muchos años. Un gran abrazo a todos, felicidades y que sea un 2008 feliz para todos