Lo que queríamos

consejo2Lo que queríamos, que para nosotros es muy importante, es que Pascual Simone no se corte, sino para ir a Ruta 5, a Lorenzo Casey o al barrio Sarmiento, tenemos que dar la vuelta por la Ruta 47 y lo que sería cuatro cuadras de escape, se conver-tirían en un kilómetro y medio o dos. En su momento no nos dieron una respuesta sobre ésto y ahora tendremos que empezar también estos reclamos de nuevo porque no sabemos si quedaron asentados o no. Según unos vecinos, esta calle figura asfaltada y es avenida bulevar, estilo la calle Humberto o Lorenzo Casey”.

Llegamos a la calle Sofía Piñeiro y sobre la misma nos cuenta: “Nosotros entoscamos Sofía Piñeiro hasta el fondo, nos costó mucho porque sobre todas esas cuadras, que son siete, deben vivir 20 vecinos, es decir que toda la tosca se compró con la plata de todo el barrio. Ahora se deterioraron mucho por la empresa de agua corriente, como no hay regador se hace mucho polvillo y muchos pozos. Conseguimos la plata para entoscarla pero si no hay un mantenimiento, no sirve”.

Dejamos a Pablo en su casa y nos fuimos del “Luna” sabiendo lo que sufren sus habitantes durante el verano. El barrio debe ser, junto con otros, de los que más cosas necesitan, pero por ser todo, sus calles, sin excepción, de tierra, lo más urgente sería el arreglo de las mismas y un regador, esos que hace unos cuantos años atrás se veían transitar por los barrios y que fueron desapareciendo de a poco, a lo largo de muchos años de la gestión anterior.